el color de la negra noche

by marc chalamanch
0 comment

Recorremos la ciudad en la negra noche siempre interpretando lo que nos rodea, mientras intentamos que los coches no nos hagan alcanzar las nubes en una distracción. Quizás el GPS evite la necesidad de recoger mentalmente referencias que nos guíen entre las luces amarillentas y grises paisajes nocturnos, pero la ciudad es experiencia, referencias que nos sitúan y permiten cartografiarla mentalmente.

La ciudad es emocional porque sólo con referencias emocionales nos haremos partícipes de ella. Sabemos que las emociones actúan directamente en los procesos de decisión impulsando al sujeto a decidir según lo que siente, por donde pasar, donde ir. Existe una inclinación a priorizar la toma de decisiones a partir de la fuerza de nuestras referencias relacionadas con las emociones pasando por encima del razonamiento.

Giramos rápidamente intentando escapar de la pausa del semáforo siguiente, mientras la torre Agbar nos recuerda de que la noche también puede tener color.

(Fotografía Marc Chalamanch, Barcelona 2010)

You may also like

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Read More

Política de privacidad y cookies